Manejo y Almacenamiento de Materias a Granel/Cereales

Los sectores dedicados al manejo de materias a granel, entornos alimentarios, hidrocarburos, fertilizantes, etc. están sufriendo una necesidad relacionada con los sistemas contra incendio. Necesitan unificar todos estos sistemas e interactuar para que sean lo más preventivos posible contra situaciones de ignición, deflagración, combustión espontánea, etc. y que todos sus sistemas trabajen de forma paralela y evitar así estas situaciones. La nueva apuesta realizada por Vida IP a través de su grupo de trabajo especialista en sistemas termográficos está focalizada en buscar soluciones para sacarle el máximo provecho a los diferentes sistemas de termografía, resuelve de manera exitosa estos problemas con una solución que nos permite ser muy eficientes utilizando la tecnología termográfica en cualquier entorno donde se estén manejando materias a granel, entorno alimentario, hidrocarburos, fertilizantes, o cualquier entorno donde el manejo de grandes cantidades de materias a granel puedan desembocar o generar situaciones  de ignición, deflagración, combustión espontánea.

Este sistema nos permite adaptarnos a cualquiera de los materiales sabiendo distinguir entre los que podrían ser materiales del entorno alimentario (cereales, guisantes), respecto de otros materiales como podrían ser fertilizantes, o cualquier otro material que se pueda estar moviendo en todas estas naves, puertos marítimos, fábricas, etc. donde se manipulan. También tienen en cuenta factores externos, como puede ser la maquinaria que interactúa cambiando los indicadores de alarma.

 

La unificación de estos sistemas se basa en la compatibilidad a través del conector con todos los entornos de PCI y que utiliza diferentes fabricantes de soluciones termográficas, buscando con cada uno de ellos el mayor uso de las prestaciones de estos dispositivos de captura de temperatura para que nuestros sistemas de tablas de emisividad sean lo más poderosas posibles.

Estas tablas de emisividad no sólo tienen en cuenta las materias almacenadas a granel, sino que también tienen en cuenta todos los materiales utilizados en la construcción de los diferentes almacenes o ubicaciones donde se encuentran. Además, consideran las operativas y el uso de la maquinaria que se hace en este tipo de operaciones e incluso también las variables climatológicas externas, a parte de que contempla un módulo añadido que nos permite localizar las nubes que se puedan generar en las operaciones de polvo en suspensión, con un sistema que nos podría permitir inutilizarlas y también, de esta manera beneficiar a la huella de carbono.                                                   

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »